Ensalada con Maiz, Tofu y Nueces

Quiero presentar mis mas sinceras disculpas a mis “cyber-lectores” por desaparecerme por tanto tiempo: estas ultimas semanas han sido bastante más atareadas que de costumbre. Pero para compensarles el tiempo que llevo “perdida” hoy les traigo la ensalada mas deliciosa que he probado!

ensalada maiz, tofu y nueces

Ensalada con Maíz, Tofu, Nueces y Salsa que Enamora

En Alemán el nombre que le dan en nuestro libro es “De-Luxe-Walnut-Energizer mit I-Love-Salad-Dressing” como ven, hasta en el nombre dicen que es para enamorarse de la ensalada. Así que en Español he decidido llamarle “Ensalada con Maiz, Tofu, Nueces y Salsa que Enamora“. Y debe ser cierto porque el príncipe y yo hemos hecho esta ensalada ya varias veces y él cada vez que se sienta a la mesa, con cada bocado cierra los ojos en deleite diciendo “hmmmmmm” 😉

Hojas de RugulaUna de las cosas que más me gusta de la ensalada es que usa tres tipos diferentes de lechuga, lo que hace que sea ligera apesar de ser abundante y le da unos colores lindos. La primera lechuga que tiene es la muy popular Rúgula (izquierda), de esta no le pongo tanto porque como tiene un sabor algo amargo, prefiero que solo sea un poquito, pero si a ustedes les gusta mucho la rúgula, por supuesto pueden ajustar las cantidades a su gusto (ver cantidades de la receta aqui). RadicchioCon la segunda lechuga comenzamos la variedad de colores de la ensalada, ya que esta es morada: se llama “Radicchio” (derecha) o “Achicoria Roja”  y es como un repollo morado pero más pequeñito. Como esta sabe más o menos a repollo, también le pongo solo un poquito porque no soy muy fanática del repollo, pero me gusta la variedad de sabores que le da a la ensalada, sin embargo en esta receta somos un poco mas flexibles con las cantidades, así que pueden poner más o menos dependiendo de lo que más les guste.
lechuga de campoLa tercera lechuga es la que más me gusta, en Alemán la llaman “Feldsalat” o “Lechuga de campo“, creo que el nombre científico es “Valerianella locusta“, en inglés le dicen “Corn Salad” y otro nombre común es “Hierba de los canónigos”. Esta es mi lechuga favorita, tiene hojas pequeñas y redonditas. Para aquellos quienes en su niñéz se atrevieron a comer los tréboles del jardín, sabe muy similar al trébol. De esta lechuga, la receta dice que hay que poner el doble de las otras dos, lo cual me parece muy apropiado.

remolacha fresca y cocinadaLas otras verduras de la ensalada son: zanahoria y calabacín partidos en tajaditas delgaditas y remolacha en cubitos. Es preferible si consiguen la remolacha ya cocinada (como yo) ya que simplemente se pica en cubitos y ya estuvo. Si la tienen que cocinar, asegurense de que quede suave y blandita (me parece que el tiempo que se deben dejar en agua hirviendo es entre 45 y 60 minutos).

Luego vienen los ingredientes que requieren unos minutos en la sartén: tofu, maiz y nueces. El tofu se pica en cubitos y se sofríe con “condimentos para asado” y un poquito de jarabe de agave para caramelizarlo. Para condimentar el tofu, la receta no aclara cuales son los “condimentos para asado” y para no tener que comprar una de esas mezclas listas, yo usé un poquito de comino y mi condimento preferido: pimienta de Cayenne, que le da un picantico que sabe muy bien. El maíz se sofríe solo por 3 minutos con una cucharadita de curry, esta combinación es muy sencilla y sabe delicioso. La receta dice que tanto el maíz como el tofu deben sofreírse en aceite de nueces de castilla (o “Walnut” en inglés), pero yo lo hice con aceite de maní, porque era el que tenía en casa y quedaron deliciosos, me parece que ambos: el maiz con curry o los cubitos de tofu se pueden agregar a cualquier ensalada y le dan un toque espectacular.

walnutLas nueces que vienen a continuación son “nueces de nogal”, llamadas también “nueces de castilla” o por su nombre científico: “Juglans regia“, mas conocidas como “Walnuts“, de ahí que la receta se llame “De-Luxe-Walnut”. Estas deben tostarse por unos minutos en una sartén (sin aceite ni nada). El crujiente de las nueces sabe muy rico cuando se mezcla con la ensalada, pero creo que cualquier nuez de su preferencia puede hacer el truco: nosotros esta vez  utilizamos almendras y semillas de pino que nos encantan. La receta no dice si deben agregarse enteras o no, pero creo que sabe mucho mejor si las nueces se trituran en trocitos.

La salsa que enamora está hecha con tomates secos, mus de marañón, aceite de oliva, un poquito de jugo de limón, perejil y una cucharadita de jarabe de agave (ver cantidades aqui). Todo se mezcla en la licuadora (aqui nuevamente aquellos que tienen una licuadora de mano estarán aventajados, pero tranquilos que con una licuadora normal también se logra) y luego se agrega sal y pimienta al gusto: queda para chuparse los dedos!

Espero que disfruten de esta ensalada tanto como la hemos disfrutado nosotros! 🙂

Advertisements